Compuesto por la interacción de diversos agentes geográficos e implicado en el arte occidental de forma progresiva desde el Renacimiento, el paisaje es uno de los temas mas referidos de manera directa o indirecta en las imágenes, artísticas o referenciales. Esto no es gratuito, ya que es el contexto del mundo en el que vivimos, desde su condición mimética hasta las cargas simbólicas que se le infieren. Hoy día, habiéndose despojado virtualmente de sus fronteras físicas en el ámbito de lo global, el paisaje cobra una fuerza política particular desde la acentuación de nuevos lineamientos que le redimensionan, reestratifican e incluso le reestetizan, y que además son altamente dinámicos.
Como en el breve relato de Borges donde se habla de las disciplinas geográficas[1], el acontecimiento hoy día opera en el mapa; es decir, en el ámbito de lo virtual, generando una relación continua de causa y efecto sobre la realidad física, un sistema elástico determinado por el flujo del capital y el desplazamiento tecnológico. El lugar consecuente es la ciudad, ese paisaje post-industrializado y fluctuante al que se refiere Michael Sorkin como carente de una geografía, de un núcleo, que utiliza el centro comercial -o bien, los metadatos- como eje regidor de un territorio ampliamente fragmentado[2].
worldmapper_2worlmapper.org
t2Mapa subrayando una ciudad específica. Extraído de “Visualizing Global Foreign Relations”. tibco.com
El espectro de reacción en el entorno del arte es del todo manifiesto. La interpretación del flujo de datos y la estetización de los mismos conforman hoy la interpretación de un paisaje cambiante y responsivo, codificado y abstracto, cuyas condiciones poseen la característica de poder ser mesuradas incluso en tiempo real. Un ejemplo básico de esto es el sitio web Worldmapper[3], el cual está constituido por medidores de referencia y comparación de condiciones políticas y sociales entre los países del mundo. Creado en 2004 como el resultado entre una colaboración de la Universidad de Sheffield (UK) y la Universidad de Michigan (USA), el sitio contiene 696 mapas del mundo con información asociada a cada categoría estadística, la cual es actualizada de forma periódica; y gracias a sus licencias de Creative Commons (CC) el contenido puede ser descargado en alta definición para emplearse siempre y cuando esto ocurra sin fines de lucro.
Axiom plate 5Mark Dorf. Axiom & Simulation. Plate 5. 2012
Axiom plate 17Mark Dorf. Axiom & Simulation. Plate 17. 2012
Axiom & Simulation es el título de una serie de imágenes digitales compuesta por fotografías, infografías y registros desarrolladas por Mark Dorf[4], quien posee un cuerpo de obra muy sustancial en cuanto al tema. Las imágenes de Dorf han sido intervenidas con el fin de alterar un paisaje cuantificado y procesado desde imposturas científicas (geológicas y ambientalistas). Esto reafirma la relación abstracta con una naturaleza resignificada, procesada a aprtir de interpretaciones calculadas y representaciones binarias donde la experiencia en relación al entorno se reduce, el artista lo indica como un paralaje a lo propuesto por Baudrillard, a la construcción de realidades sin un referente original; a copias sin una fuente definitiva; es decir, a meras simulaciones.
GeoJODI. GeoGoo. 2008
En el ámbito del campo expandido desde la propia virtualidad, se encuentra el caso del proyecto interactivo GeoGoo (2008)[5], del colectivo neerlandés JODI. La intervención geográfica realizada en y desde Google Maps evoca el tráfico frenético del todo, ocurrido en el mapa. Como lo menciona Rosa Menkman, JODI confronta aspectos ideológicos desde la apropiación de lugares virtuales hegemónicos, tergiversando las relaciones existentes entre la función del medio específico y la experiencia estética comúnmente asociada a éste[6]. El caso de GeoGoo demuestra además la evanescencia del peso o de la forma del territorio; éste se ha convertido en la representación de su propio flujo, desplazando consigo toda pretensión de un orden.
Territorios ageográficos_1Daniel Pérez Ríos. Concierto de Monóxido de Carbono. 2013
Territorios ageográficos_2Daniel Pérez Ríos. Cartografías del Colapso. 2013
Esto produce efectos reales en la polis contemporánea. El desierto de lo real se moviliza continuamente desde el espacio interactivo del territorio. El conjunto de piezas que dan forma a las Cartografías del Colapso (2013)[7] de Daniel Pérez Ríos establece su condición desde el análisis de una ageografía definida por la consecuencia del movimiento de lo económico en su lugar de origen, la ciudad de Monterrey, en México. La propuesta se conforma a partir de datos estadísticos generados y compilados por tecnologías portátiles, transformados en bits de audio y en mapas de alta definición que mas allá de solo identificar la reconfiguración de territorios urbanos, muestran la configuración del orden social, sus ritmos y desplazamientos, sus concentraciones y expansiones.
untitled tnishi3Tatzu Nishi. Untitled. 2009
hero tnishi1Tatzu Nishi. Hero. 2010
Si Berlín, Lagos o Shenzen son consideradas ciudades mutantes modelo cuyo tiempo real ha sido urbanizado y su espacio real ha sido desurbanizado[8], dispuestas por completo a la volatilidad de lo virtual, entonces el trabajo del artista japonés Tatzu Nishi puede entenderse como un reflejo táctico de esto, transformando de manera fortuita lugares particulares del espacio público en no-lugares específicos durante un tiempo determinado. Dichos lugares se permean de significantes cuyo significado son los síntomas de esta mutabilidad constante: El icónico reloj antiguo del frontón de un edificio público de la ciudad de Hamburgo se vuelve la pared de una sala improvisada a su alrrededor (Untitled, 2009); mientras que la escultura de un héroe nacional en el Centro Histórico de Guatemala es el adorno de una repentina sala familiar (Hero, 2010). La percepción reconocida y asumida del paisaje urbano es trastocada y resignificada durnate el breve tiempo de duración de la obra, a la manera de la fenomenología ya mencionada.
Perecedero, el paisaje físico cede su lugar a la infinitud del espacio generativo. Desde la destrucción del mismo a favor de la afirmación mediátca en la eventualidad del 9-11 hasta la hiperexpansión digital del cuarto verde, el infinito virtual se multiplica de forma viral sobre plataformas sociales que hoy se consideran un “lugar”. Susceptible a programas de realidad expandida y devenido portátil en relación a las tecnologías móviles, las lecturas de la configuración del paisaje contemporáneo proponen profundas cuestiones sobre el vínculo entre la naturaleza, la sociedad y su entorno; sobre el contexto del ámbito vital y la radical virtualidad del todo; sobre la hegemonía sistemática del simulacro y nuestro propio reflejo del mundo.
1. Jorge Luis Borges. Del Rigor en la Ciencia. El Hacedor. Alianza Editorial, (1960) 1997
2. Michael Sorkin (compilador). Variaciones sobre un Parque Temático. La Nueva Ciudad Americana y el Fin del Espacio Público. GG Mixta, 2004
3. http://www.worldmapper.org
4. http://mdorf.com/axiom.html
5. http://geogoo.net
6. Rosa Menkman. The Glitch Moment(um). Amsterdam. Network Notebooks, 2011
7. http://cargocollective.com/danielperezrios
8. Isabel Marcos. Paradigmas de la Ciudad Actual. e-GEO Centro de Estudos de Geografia e Planeamento Regional da Universidade Nova de Lisboa, 2005
Texto originalmente publicado en la revista Aberrante.mx No.001: Meta Máquinas. 2012
Free PDF    Send article as PDF   
Share.

About Author

Es curador y docente de Arte. Además de colaborar como curador adjunto en el espacio NoAutomático, ha realizado diversos proyectos tanto nacional como internacionalmente. Su trabajo como curador se desarrolla a partir de integrar propuestas diversas de arte emergente. Su trabajo de investigación se conjunta en el blog http://especificontexto.blogspot.mx/

Comments are closed.