Un conjunto de piezas con una relación organizada, dispuestas bajo el título Breve Fragmento de Aquello que Empezábamos a Ser, de Todo lo que Hubiéramos Podido llegar a Ser (2014), conforman un proyecto de la autoría de Rafael Casas-Garza, cuyo epígrafe hace eco al proyecto de la modernidad y a sus faltas y consecuencias, trasladado al modelo implementado en el desarrollo de la ciudad de Monterrey -de donde es originario el artista- a partir de los cambios de múltiples índoles que esta urbe ha experimentado en los últimos años, lo cual se refleja en una condición que puede visualizarse a través del paisaje citadino, que, examinado de manera local, no deja de poseer una dimensión de paralaje con ciudades importantes del orbe, lo que vuelve a la propuesta un modelo relocalizable.

El objeto de estudio de Rafael tiene una implicación con el paisaje urbano y sus transformaciones, algunas de éstas como parte de la evolución progresiva de la ciudad y de sus procesos sociales y otras mas como consecuencia de fenómenos climáticos que han impactado en ésta; así como de los múltiples estratos de significado a partir de sus políticas, emplazamientos y desplazamientos, lo cual da forma a su estructura simbólica. Como sucede desde la primera pieza, intitulada Paisajes del Olvido (1992 a la actualidad), donde la línea del horizonte se extiende por una diversidad de imágenes, las cuales componen una visualidad continua y heterogénea, que a la vez que amlagama, cuestina la posición de quien observa las relaciones que se dan entre la pintura de un paisaje que pretende una historicidad particular y la fotografía de otro paisaje que aparenta ser un tanto intrascendente. Es a través de la línea del horizonte -la cual es una línea imaginaria- que las imágenes se suceden como el reflejo de esa red de relaciones que delinean lugares que son irreductibles unos a otros y que son absolutamente imposibles de superponer(1), como determina Foucault sobre el espacio en las ciudades contemporáneas, en una época del cerca y del lejos, del lado a lado, de lo disperso(2).

Paisajes del Olvido. 1992 a la actualidad.

El trazo museográfico se traslada hacia el paisaje impreso que cuelga desde el techo, Territorios Ageográficos (2013), el cual pretende extenderse ad-infinitum, desde su constitución digital. Se trata de un collage trompe l´oeil que hace referencia a la fragmentación de la continuidad del espacio urbano a causa de una desmaterialización paulatina del centro de la ciudad -una ageografía urbana- y a las relocalizaciones geográficas lejos de éste, así como a la desterritorialización del espacio público a partir del traslado y la privatización del mismo, convirtiendo al área urbana en una especie de no-lugar continuo, donde acontece una consistente depauperización física y simbólica cuyas consecuencias se hacen notar de diversas maneras en la cultura social.

La pieza que cierra la muestra es una instalación que lleva por nombre el título mismo de la exposición. Esta cobra una relevancia particular por su carácter de pieza adaptable y por tanto, en proceso continuo de reconfiguración. Se trata de un mapeo de zona constituido por su propia esencia. O bien, una cartografía generada a partir de sus estructuras significantes, las cuales le moldean y simbolizan como una representación de flujos relocalizables -económicos, políticos, tecnológicos-, así como el contenedor de todo estrato que refiera a su categorización, planteamiento o síntoma entre los múltiples nodos de las mutaciones urbanas.

Los despliegues, cuestionamientos y reflexiones críticas que propone Rafael Casas-Garza a partir del total de lo exhibido actúan como una serie de mapas desmesurados desde donde la ciudad puede verse no sólo como un fenómeno de extensión, sino que mas allá, como menciona Michael Sorkin, la nueva ciudad ocupa también un vasto espacio conceptual impensable hasta ahora(3), compuesto por paisajes donde las viviendas, las oficinas, las fábricas y los centros comerciales flotan en un medio culturizador, en un reino de no-lugares urbanos que ofrece las funciones desnudas de la ciudad, al tiempo que renuncia a la mezcla formal, social y dinámica que hace que una ciudad esté viva(4). Es a partir de esto desde donde podemos reflexionar sobre todo lo que hubiéramos podido llegar a ser.

ageograficosTerritorios Ageográficos. 2013

  1. Michel Foucault. Of Other Spaces. Diacritics No.16, 1986
  2. Idem.
  3. Michael Sorkin (compilador). Variaciones sobre un Parque Temático. La Nueva Ciudad Americana y el Fin del Espacio Público. GG Mixta, 2004
  4. Idem.

Breve fragmento de aquello que empezábamos a ser, de todo lo que hubiéramos podido llegar a ser. Exposición individual de Rafael Casas Garza, presentada el viernes 9 de Mayo de 2014 como la primera de cuatro rondas expositivas propuestas y gestionadas por el colectivo La Compañía, en el estudio Jakob Gómez Architecture & Design. San Pedro Garza García, NL.

Las fotografías pertenecen a Rafael Casas-Garza


METAFILE

Período de Documentación 2017-2018. LOS MEDIOS INESTABLES DEL ARTE EN LA HIPÉRBOLE NEOLIBERAL

fon-1

PDF Download    Send article as PDF   
Share.

About Author

Es curador y docente de Arte. Además de colaborar como curador adjunto en el espacio NoAutomático, ha realizado diversos proyectos tanto nacional como internacionalmente. Su trabajo como curador se desarrolla a partir de integrar propuestas diversas de arte emergente. Su trabajo de investigación se conjunta en el blog http://especificontexto.blogspot.mx/

Comments are closed.