Desde su breve ensayo, intitulado Birth of Thanaticism(1), McKenzie Wark propone un escenario extremo en la inmersividad del Antropoceno como un apego a algo que parece ineluctable y que ella denomina como “tanatismo”, una deriva de la palabra fanatismo. Una especie de entusiasmo capitalista suicida. Un acelerado fin de la civilización y por ende, de la cultura humana. Otro término empleado para designar el impacto antropológico en la geología de la Tierra es el de Capitaloceno. Es posible determinar entonces que un orden social en el que la producción de valor de cambio amenaza con extinguir la existencia de lo que hace posible el valor de uso, hace de esta cultura de vida un ouroboro. Bill McKibben(2) determina esto como una falla política. De la política de la ciencia y por supuesto, de la política económica.

La producción artística ha encontrado en esto un amplio campo de exploración desde diversas vertientes, accionando y reaccionando de distintas maneras, siendo una de éstas un proyecto en particular el cual aborda cuestionamientos sobre la civilización y el conocimiento, en relación a las posibilidades de lo que deparan las consecuencias de lo comentado; es decir, del fin de la civilización a partir del enfrentamiento con una extinción progresiva. Goshka Macuga es quien ostenta su autoría; una artista de origen polaco radicada en Londres. El método que utiliza para llevar a cabo su trabajo es el de una especie de arqueología cultural, investigando, analizando y utilizando la información recabada en conjunto con aspectos de la historia del arte como esquemas referenciales de sus planteamientos.

Sin título-2To the Son of Man who Ate the Scroll. 2016

Su proyecto se denomina To the Son of Man who Ate the Scroll (2016), el cual ha sido emplazado a lo largo de los diversos espacios expositivos de la Fundación Prada en Milán, y en el que ha decidido investirse también bajo los roles de investigadora, curadora, coleccionista y museógrafa, en colaboración con diversos artistas, así como con despachos de diseño y tecnología en función de su propuesta, la cual aborda líneas temáticas sobre el conocimiento y la evolución humana, el fin de la civilización, así como su preservación como una memoria terminal.

La pieza que abre la exposición es la de un set compuesto por esculturas de gran formato, pertenecientes a la Fundación misma(3), las cuales hacen referencia al cosmos. En medio de éstas, se ubica un androide interactivo(4), el cual ostenta una apariencia humana de gran exactitud, lo que le vuelve un ejemplo del avance de la ciencia y la tecnología. Por intervalos, el androide, quien parece ser una especie de viajero del tiempo y el espacio, a la vez que funge como receptáculo mnemónico, recita a su interlocutor en turno un monólogo compuesto por una serie de fragmentos de textos que refieren al conocimiento, aunque también subraya la falta de un motivo por el cual preservarle, o para quién hacerlo.

Sin título-3Before the Begining and After the End, 2016

La instalación que le antecede se intitula Before the Begining and After the End (2016), llevada a cabo en colaboración con Patrick Tresset, un artista que combina el dibujo con la robótica. La instalación está compuesta por seis mesas de trabajo; cinco de ellas contienen un rollo de papel de nueve metros de longitud, el cual ha sido intervenido por brazos-robots, los cuales han inscrito una infinidad de sketches, fórmulas matemáticas y otros esquemas a lo largo de éstos, como un intento simbólico de llevar a cabo una taxonomía de todo lo que comprende al Antropoceno, con diversos niveles de profundidad en amplias referencias a la ciencia, al pensamiento y a las artes. Sobre estas mesas se han colocado a su vez esculturas y piezas artísticas de diversas épocas pertenecientes a la colección(5), así como otros objetos alusivos a la evolución de la humanidad y a su inminente colapso. En la sexta mesa sucede lo mismo, sólo que los robots trabajan en tiempo real reescribiendo sobre lo ya realizado, difuminando cada vez mas la claridad de lo dispuesto.

La siguiente pieza lleva por título International Institute of Intellectual Co-Operation (2015) y trata sobre el desarrollo de la historia a partir de sus protagonistas. Se trata de una instalación escultórica de gran escala, la cual establece conexiones entre 73 cabezas de bronce representativas de hombres de ciencia, políticos, filósofos y escritores(6) de diversas éspocas y nacionalidades, las cuales se encuentran unidas entre sí por tubos de bronce a manera de estructuras nodales de relación, donde lo emblemático se sustenta y se magnifica a partir de la contextualidad de lo que le rodea.

Sin título-5-5International Institute of Intellectual Co-Operation, 2015

La última parte de la muestra consiste en la intervención de otra exposición intitulada An Introduction (2016), conceptualizada por Germano Celant y Miuccia Prada, la cual consta de obras que parten desde las corrientes artísticas de los años 60 hasta la actualidad y que, de acuerdo al texto que presenta a la exhibición, se trata de objetos clave que en conjunto, proveen de información sobre el pasado, el presente y el futuro de lo que podría designarse como una aventura existencial sobre el coleccionismo y el conocimiento. Aquí, Goshka Macuga hace uso del lugar para el montaje de un performance, realizado en colaboración con Valeria Sara Constantin, el cual consiste en la lectura de textos relevantes escritos especialmente en esperanto. De hecho, el título de esta pieza es el mismo que el del proyecto en general, pero trasladado a este idioma: Al la Filo de la Homo kiu Manĝis la Skribrulaĵon (2016). Estas lecturas muestran la intención de la utopía que consistió en la invención de un lenguaje pretendidamente universal y que mas bien, se volvió algo del todo redundante. La artista lo aborda a la manera de un proyecto colectivo evanescente, como la memoria de una aventura existencial que se diluye rápidamente, inmersa en un dilema político trascendental.

Sin título-6Al la Filo de la Homo kiu Manĝis la Skribrulaĵon, 2016

(1). McKenzie Wark. Birth of Thanaticism. 2014. http://www.publicseminar.org/2014/04/birth-of-thanaticism/

(2) Bill McKibben. Time for Climate Scientists to Go on Strike. 2014. http://www.msnbc.com/msnbc/time-for-climate-scientists-to-go-on-strike#51339

(3) Las piezas escultóricas referidas son de la autoría de Phyllida Barlow, Robert Breer, James Lee Byars, Ettore Colla, Lucio Fontana, Alberto Giacometti, Thomas Heatherwick y Eliseo Mattiacci, y todas son parte de la colección de Fondazione Prada en Milán.

(4) El androide fué realizado en colaboración con A-Lab Co, una compañía japonesa de desarrollo robótico interactivo; así como una pieza de mobiliario diseñada en conjunto con el estudio Kvadrat, denominada “Negotiation Sites” after Saburo Murakami (2016).

(5) Las piezas artísticas son de la autoría de Hanne Darboven, Lucio Fontana, Sherrie Levine, Piero Manzoni y Dieter Roth. También se han dispuesto objetos, libros y otros documentos, todos ellos del acervo de Fondazione Prada en Milán.

(6) Entre las personalidades representadas se encuentran Albert Einstein, Sigmund Freud, Martin Luther King, Karl Marx, Mary Shelley, entre muchos otros.

Todas las fotografías son de Delfino Sisto Legnani Studio para la Fondazione Prada.

PDF Printer    Send article as PDF   
Share.

About Author

Es curador y docente de Arte. Además de colaborar como curador adjunto en el espacio NoAutomático, ha realizado diversos proyectos tanto nacional como internacionalmente. Su trabajo como curador se desarrolla a partir de integrar propuestas diversas de arte emergente. Su trabajo de investigación se conjunta en el blog http://especificontexto.blogspot.mx/

Comments are closed.