La propuesta de Daniela Edburg, artista mexicana mediante un proceso interdisciplinario, en el que conjunta el crochet (tejido de gancho), fotografía, dibujo, la instalación y –metodológicamente– la escultura, “analiza ciertos aspectos que definen nuestra naturaleza humana, particularmente el mundo artificial que habitamos y el sinsentido que genera.”

Mencionar los recursos técnicos y disciplinarios que podemos reconocer en los distintos proyectos que conforman su cuerpo de trabajo dista de ser un escueto elogio a la factura. Si en algo podemos convenir, respecto a la producción artística contemporánea, es que los medios por los cuales se logra la presentación de la obra artística tienen una relevancia simbólica intrínseca que coexiste relativamente a la volición creativa, aquello que podríamos denominar como “intención” o “sentido” y podemos conocer textualmente en una hoja de sala o página web.

En el caso específico de la obra de Edburg, el empleo del crochet como técnica funge de una manera práctica y poética: a diferencia de los procedimientos industriales que se han empleado para la producción artística desde los años 60 –y que hoy en día podemos advertir claramente en la obra de personajes como Anish Kapoor–, el crochet lleva dentro de su hacer una condición humana, íntima, que en el arte se ha desplazado en pro de los resultados perfectos de las máquinas.

Simultáneamente, en un plano metafórico, esta técnica del tejido –caracterizada por la casi infinita y asombrosa cantidad de tramas que pueden requerirse para articular una forma– no está alejada del principio de las redes de comunicación que utilizamos actualmente: nos encontramos literalmente dependientes del flujo que las tramas de cables eléctricos y de fibra óptica crean; tampoco se aleja de la figura con la que solemos explicar la cultura, la sociedad y el conocimiento in abstracto: una malla de perspectivas cruzadas.

De este modo es cómo podríamos aproximarnos a la obra de Daniela Edburg, comprendiendo que, así observemos una forma orgánica o artificial, en el fondo, el tejido nos muestra una construcción ya articulada, en la que su constante asociación con códigos cromáticos y reminiscencias casi miméticas son apariencias. Este planteamiento queda patente en series como Bombs, donde enormes piezas de crochet monocromáticas que representan bombas atómicas confrontan la imagen que tenemos de aquellos instrumentos de guerra: una bomba verde es un contraste cuando pensamos en la cantidad de muertes que puede provocar su detonación y en el sentido ecológico de dicho color; una bomba hilada con estambre rosa confunde el esquema de hostilidad que envuelve al objeto referido. La naturaleza, tanto material como conceptual, de las obras puntualiza el sinsentido.

bomba_verde-682x1024

Bomba Verde

En esta vía, la serie fotográfica Knit juega en el espectro de la mímesis al confrontar las cualidades innatas, tanto de un espacio abierto como de la intimidad de un hogar, con objetos tejidos, en el que sus cualidades de color y forma tienen un papel fundamental, pues denotan que naturaleza es una atribución ejercida a través de la interacción humana con el entorno. Por ejemplo, en la pieza “Picnic” se advierte un tejido de estambre que, simulando  una porción de pasto con jirones de tela cuadriculada –en donde se suele celebrar un día de campo–, logra mimetizarse con el contexto del lugar armónicamente, de tal suerte que no nos resulta extraño advertir que la naturaleza proviene de una canasta que la mujer de la fotografía carga.

picnic-1024x682

Finalmente, las series The Breakfast pieces y Parasite and perishables llevan al límite el juego entre lo natural y artificial al hacer una constante referencia a la pintura barroca, en la que los elementos orgánicos representados –humanos, alimentos, etc.– tratan de mostrarse en toda su condición particular y éfimera, no destacando otra cosa, bajo un tenebroso fondo negro y una luz unidireccionada, que ellos mismos a merced de las desventuras del tiempo.

desayuno_con_melon-1024x682

The Breakfast pieces_ Desayuno con melón

parasitos_y_perecederos_pared-1024x550

Parasite and perishables

Daniela Edburg retoma los esquemas de representación de aquella época no para reafirmar su verídica realidad, sino para denotar el artificio que invariablemente se encuentra adscrito a los elementos representados: reemplazando la carne y las frutas orgánicas por símiles facturados a crochet, manteniendo el ambiente solemne de los modelos que los sostienen, la artista deja expuesto el teatro de las sombras y dirige nuestra atención hacia la ilusión como única verdad, contenida en la imagen y en el mundo.

La obra de Daniela Edburg, por medio de un híbrido empleo transdisciplinar, se cuestiona la pertinencia de la dicotomía entre natural-artificial en un momento histórico en el que con suma dificultad se puede sostener una perspectiva única y tangible de lo real. Lo que habitamos es evidentemente una noción permeada por todo un conglomerado de ideologías y cultura(s).

Si bien la historia del arte ha legado para el futuro una aparente obsolescencia de tales reflexiones sobre lo natural, ancladas ya en la competencia pictórica de Zeuxis y Parrasio, es necesario puntualizar que las disertaciones no se quedarán ahí: cada vez que las explicaciones científicas perfilen su incapacidad para explicar la totalidad de los fenómenos que acontecen en este mundo o en otros, habrá lugar para pensar desde el arte que lo único natural es nuestra constante tendencia a entender sólo las interpretaciones de aquella representación llamada mundo.

Daniela Edburg (1975) es una artista mexicana nacida en Houston. Edburg creció en San Miguel de Allende y estudió en la Academia San Carlos en la Ciudad de México, su obra se ha expuesto en ciudades como Los ángeles, Nueva York, Moscú, Barcelona y Montreal.

 


METAFILE

Período de Documentación 2017-2018. LOS MEDIOS INESTABLES DEL ARTE EN LA HIPÉRBOLE NEOLIBERAL

fon-1

Free PDF    Send article as PDF   
Share.

About Author

Surge de la necesidad de entablar diálogos e intercambios entre comunidades específicas en una plataforma para colaboradores provenientes de diferentes contextos, con la intención de crear un archivo en común que nutra las metanarrativas de sus entornos. (Si esta interesado en saber la autoría de alguno de los artículos publicados en la plataforma puede ponerse en contacto con nosotros en el correo: mmmmetafile.net@gmail.com)

Comments are closed.