Cuando pensamos en algo que caracteriza  al contexto de Monterrey, podemos mencionar al corporativismo regionalizado, como modelo  social instituido por el sector privado.

Para abordar la relación entre arte y sociedad, se puede ir en distintas direcciones  y abarcar un espectro amplio de discusiones que van desde interpretar al arte socialmente comprometido, hablar de la crítica institucional,  hasta  entrar en la discusión de las políticas culturales de Estado,  sin embargo, comenzaremos el estudio desde un contexto más amplio, con la intención de analizar la forma estructural y la atmósfera social, que atraviesan a dichas políticas culturales,  que invariablemente se filtran en la producción  del corporativismo como modelo social  y financiero naturalizado en los regios.

Monterrey en caos

Cuando la guerra contra el narco estalló en la ciudad (2008),  los zetas ya tenían activa su lucha territorial con el cartel del golfo desde años atrás, tardo varios años en llegar a Monterrey, pero cuando llegó, la ciudad fue tomada rápidamente, en cada sector y puesto público, se evidenció la red entre el terror y  los organismos estatales y de empresarios, quienes bajo la impotencia, lograron negociar cuotas muy grandes para poder seguir operando, con la policia estatal y municipal compradas o sometidas, la desorientación social, el extravío y el crimen, eran parte del día a día de la sociedad regia, la zona de San Pedro (aledaña a Monterrey) era la más resguardada y “protegida” pues es donde viven los empresarios y políticos regionales, por otro lado, los negocios menores  de la zona metropolitana, fueron tomados, el dominio zeta se extendió durante varios años en el espacio regiomontano, sumando años más tarde,  uno de los hechos trágicos que marcaron ese período (la masacre del casino royale en 2011), sumergiendo a la población en la enajenación, en un estado de shock, que hasta la fecha  sigue afectando.

"Skull" RubénGutiérrez

“Skull” Rubén Gutiérrez

En esta guerra, la ciudad fue foco de atención en los medios internacionales, apareciendo como una de las ciudades más violentas del mundo, las graves consecuencias, tanto negativas como de oportunidad fueron suscitándose, como los detonantes para fuertes cambios, estos devinieron en una serie de estrategias privadas de regeneración de la convivencia  y el espacio público, posteriormente se fueron negociando, mediante movimientos ciudadanos, el florecimiento de  espacios independientes para la cultura y el arte, y la apertura de nuevos centros culturales municipales, entre otras iniciativas, que fueron reforzando la recuperación de la ciudad, dicha curva de regeneración hizo que  los inversionistas volvieran a ver a  la ciudad entre sus intereses de inversión. Otro factor decisivo, fue  la catástrofe natural producida por el huracán “Alex”, que sirvió como pretexto para la planeación de grandes re-estructuraciones millonarias con las que los funcionarios pudieron gozar de una etapa de “reconstrucción” en el  Estado, principalmente en Monterrey, etapa que continua indefinidamente, por el obsesivo progresismo del corporativismo regional, se fueron sumando otros factores para que la sociedad desconfiara, y surgiera una visión más orientada a la inversión privada, en el proceso de regeneración pública.

Julio Orta_ Welcome to MonterrorJulio Orta_ Welcome to Monterror

La regeneración “social”

Muchos inversionistas extranjeros tienen en la ciudad un claro interés, por ser de las redes productivas más emprendedoras del país, Monterrey tiene una identidad corporativa, la cual vista desde lo superficial y desde los medios, sigue intacta, prometedora y en constante re-estructuración, pero  si nos detenemos a analizar, realmente esta totalmente fragmentada e inestable, y en medio de una crisis  dentro de otra,  la ciudad siempre en cambio e inversión, sufre un atascamiento económico, en el aspecto gubernamental, no se ha logrado establecer  un control de las estrategias privadas, ni de regulación hacia los corporativos transnacionales, que crecen libremente en la ciudad, sin beneficiar necesariamente a la sociedad regia, esto ha hecho que Monterrey exporte al resto del país una cultura expansionista y basada en los oligopolios, contradictoriamente a  la par  promueve el intercambio y la multiculturalidad, incluso desde la producción del arte socialmente comprometido.

Esto es un fuerte problema de desorientación de las necesidades urgentes de las comunidades culturales, ya que en un círculo muy reducido de participantes, es donde se despliegan las dinámicas artísticas de este corte, usando la figura de los grupos vulnerables como bandera, entre los artistas, siguen existiendo modos segregatorios de convivencia, elitismo basado en nepotismos y convicciones de beneficio corporativo. Bajo el yugo de los gremios y grupos elitistas, cúpulas, que operan bajo el beneficio propio, y no en las verdaderas necesidades de un entorno local artístico (caso Lugar común de Femsa) con tendencias claramente corporativas y doble cara, en un modo más amplio, la ciudad es el parque de recreos de los inversionistas privados, si observamos el terreno de lo cotidiano, la normalización de estos procesos, y la naturalización de lo corporativo, desde dentro de un gobierno “independiente” termina por definir la identidad del regiomontano, adoptada desde cada agente en función, en donde el trabajador  interioriza voluntariamente los deseos corporativos sobre su persona.

“Sin titulo ” Silvestre Madera

Diferentes grupos ciudadanos han logrado establecerse para contrarrestar el efecto  bursátil en las relaciones, hacia la recuperación social, grupos como: Fuerzas Unidas por nuestros Desaparecidos y la Asociación de Mujeres de Monterreycomo organismos integrales para la recuperación social, en el primer caso con victimas y familiares de personas que han sido secuestradas, en el segundo para mujeres de bajos de recursos, son  grupos que trabajan específicamente con victimas o sus familiares, como grupos vulnerables,  en el otro polo, hay asociaciones civiles que realizan las tareas de regeneración, a modo de que las formas de convivencia sean incentivadas, en este caso podemos poner de ejemplo: pueblo bicicletero,  quienes promueven el uso de bicicleta como medio de transporte sustentable, realizando diversas actividades comunales, o bien Hola Vecino enfocados en dinámicas de convivencia y transformación urbana. En ese sentido, la concientización hacia el uso políticamente correcto del  espacio público y el surgimiento de la cultura ciudadana, como modo de regeneración social, son parte de la reconstrucción de la ciudad, han ido implantándose en casi todos los procesos culturales en los últimos años, pero a la par han funcionado como modelo de negocio para algunos emprendedores inversionistas.

Identidad corporativa

La imagen del ciudadano colaborativo, emprendedor y comprometido con causas ambientales, es una de las caras que podemos reafirmar, entre los emprendedores regios, quienes más que identificarse con una localidad, tienden a una relación clara con la cultura global. La auto-percepción del regio ( aunque es muy pretencioso generalizarla) posee ciertas  peculiaridades, reacciones o puntos de revelación, si ponemos atención a ciertos personajes públicos, que han provocado la atención de la sociedad,  haciendo evidente que en su calidad de servidor público, pueden cristalizar dicha condición empresarial, para hacer una reflexión sobre la identidad y la percepción de quienes dirigen el modelo corporativo, pero que como cualquier persona no controlan su propia subjetividad.

Un ejemplo que hace transparente el espíritu político de la ciudad, puede ser evidente en el comportamiento que tuvo el ex gobernador Rodrigo Medina hace algunos meses, cuando al ser acusado por los delitos de peculado, daño contra el patrimonio del Estado e incremento patrimonial, la madrugada del jueves 26 de enero del presente año, fue procesado y dentro de lo  habitual, fotografiado con ficha y uniforme penitenciario, y tras 18 hrs de permanecer en una sala previa separada por mucho de las celdas, terminando el día en una silla incomoda, logró su libertad condicional, debido a que  fue suspendido el amparo que su defensa  había presentado ante el juez, este dio la suspensión lo que propició que el acto quedará fuera de derecho y posteriormente se logrará su liberación. La reacción a señalar no sucedió sino al salir del centro penitenciario, cuando mostró su urgente necesidad y  preocupación real, la cual no era buscar la manera de demostrar su inocencia, sino evitar a toda costa que la siguiente imagen no se difundiera en redes sociales.

rmedina

Avergonzado, Medina busco de modo muy inocente, revertir que se hiciera viral la imagen, una reacción que evidencia las banalidades e incoherencias del ex mandatario, como todos los políticos relacionados con delitos de peculado y enriquecimiento ilícito, el ex gobernador Medina cuenta con una fama particular,  dadas las circunstancias de su condición de político empresario, ya desde principios del año pasado, se ha visto envuelto en diversos escándalos (conflicto millonario kia)  y fraudes que le han estado produciendo una serie de ataques mediáticos, ha ganado  el repudio de la sociedad neolonesa, con muy pocos simpatizantes  ¿qué diferencia hace que su imagen con uniforme de detenido, se haga viral, ante la sociedad que ya conocía las malas jugadas del ex gobernador? No es sino un gesto de provocación y cinismo, en el que la sociedad una vez más tiene que ser participe.

La lista de políticos corruptos, es tan grande como la lista de gobiernos en el Estado, incluso sabemos de los descendientes de los revolucionarios que aun conservan privilegios y herencia proveniente del enriquecimiento ilícito de aquella época, algunos periodistas se han dado a la tarea de seguir cada acontecimiento de este tipo, escritores y literatos han realizado una linea alternativa a la historia oficial, que el gobierno se ha empeñado en ocultar en los medios,  haciendo una nueva historia de la corrupción, algunos periodistas han revelado mediante las redes, amplias referencias y contradicciones que existen entre una historia y otra, pero de antemano conocemos las orientaciones políticas de estos escritores, así como el nicho o partido político que simpatizan, sin embargo el peso de esta contra-historia repercute en las esferas de producción cultural, por tanto, a la del arte, donde muchos de estos episodios son contestados con propuestas críticas de diferente índole.

Desde la prensa, se ha dejado ver como se dividen tanto la opinión como los grupos de poder, ya que la mayoría de los medios se encuentran manipulados u orientados desde dentro ¿Podemos tener fuentes confiables en notas de periódico?. Ante esta manera de distribuir la información, tanto de izquierda como de derecha, ¿cuales son los medios que documentan de manera imparcial? Sin embargo volviendo al problema de inicio, ¿Que imagen ante la sociedad esperaba reivindicar el ex-gobernador al evitar  que se hiciera viral su foto de preso? ¿Que tiene esto que ver con el sentido y la forma en como interpela el arte a la política de  Monterrey?

Creo que revisitar sólo las notas de períodico, es apegarnos a la narrativa de la realidad, pero vista desde el períodismo muchas veces sensacionalista, de nota roja. Al no existir gesto interpelativo, se propicia un desgaste de una potencia interpretativa, ya que no estamos cuestionando realmente, sino trasladando la información de un medio a otro, así como la reafirmación de estas historias fragmentarias insertadas desde el mismo poder en sus diferentes facciones, se vuelven el tejido  complicado y el material para la producción de cierto tipo de arte, determinar si existe una ética de lo políticamente correcto, es imposible para las prácticas artísticas de la actualidad, ya que en realidad, estas no son las responsables de tal incisión en lo social, de la fractura que vivimos en la sociedad regiomontana, en la que el dinero puede prácticamente invisibilizar todo tipo de crisis en pro de una imagen pública falseada. Con estas reflexiones planteamos la pregunta ¿Es posible que las condiciones socio-políticas de Monterrey afecten el imaginario, mejor dicho, los modos de operar de los agentes del arte en la ciudad?

"La memoría del fuego" Damian Ontiveros

“La memoría del fuego” Damian Ontiveros (pinturas al fondo)

Las relaciones entre agentes culturales privados y públicos en la ciudad se han incrementado en los últimos años, debido a la necesidad de regenerar el tejido perdido en los anteriores períodos, pero ¿son estas afectivades excentas del corporativismo, el cual esta  basado en la búsqueda de beneficio, reconocimiento y por tanto, de capital?¿Como se cerró la herida de aquellos que vieron morir a sus familiares o amigos? ¿Cómo fue re-integrada esta gran cantidad de personas a sus vidas nuevamente? ¿Existen los suficientes programas sociales para dicha re-integración? ¿Cuantos de ellos operan desde el terreno de la cultura y el arte?

Ante estas preguntas, cabe reflexionar acerca de la percepción que tenemos los regios sobre nosotros mismos, capaces de olvidar y enterrar la memoria, pero como individuos ¿entendemos el riesgo de interiorizar el corporativismo a nuestra afectividad?, quienes perdieron personas cercanas, en el proceso de “limpia” en la guerra contra el narco, ¿pueden ejercer una distancia crítica hacia los nuevos dispositivos de socialidad? ¿podemos cuestionar que tan eficaces son para trabajar con los afectados de la guerra, los cuales en su mayoría ya han sido olvidados? En el día a día en una sociedad que es abierta para todo, menos para la memoria de la víctima, y cuando lo es, se capitaliza con su figura, lo que cabe reiterar es  la incoherencia con la que se ejerce dicha identidad. Pero la intención aquí no es imponer ninguna moral,  simplemente es señalar las redes de colaboración e intereses tanto de la inversión privada como de los beneficios que obtiene el gobierno, que buscan entre si, un capital dentro de lo humanitario, un modo de evitar impuestos, y sobre todo, lograr los beneficios federales que consiguen a través de los proyectos de las asociaciones civiles, donde el principal objetivo es crear vinculación social, y “concientización”. ¿somos capaces de diferenciar un altruismo corporativo del que no lo es? En Monterrey es complicado, dadas  las circunstancias y la interiorización del “establishment” que domina en la ciudad. La producción del arte, que hace uso de la figura de la víctima, del migrante, de la mujer, así como de todo grupo vulnerable en la ciudad, evidencia una situación que no es propia sólo de Monterrey, pero en este caso el objetivo del estudio es acercanos a la identidad corporativa que emerge precisamente en el contexto regiomontano, y revisar si se refleja o  no, en la producción local del arte.

Para entrar más al terreno del arte  comprometido con grupos vulnerables, podemos diferenciar los modos tanto individuales (prácticas artísticas) como grupales (asociaciones y colectivos) así como institucionales (despacho, agentes privados y públicos) Como variables de agentes de servicios muy especializados, en base a proyectos que desarrollan  estrategias de regeneración social, ya sea si hablamos de organismos públicos como CONARTE y la Secretaria de cultura,  y sus programas comunitarios en los municipios, así como las diferentes asociaciones civiles antes mencionadas, apoyadas por inversionistas privados y fondos públicos por convocatoria, este tejido va creando las posibilidades de ejercicio institucional para la restauración de la ciudadanía, cabría volver a preguntarnos ¿son suficientes los programas comunitarios que existen en la ciudad? ¿no son parte de la misma identidad corporativa del beneficio propio, evasión de impuestos  y para poder ejercer un año más el cargo público? ¿Son los productores de arte social, quienes capitalizan de manera cristalina las dinámicas con grupos vulnerables como modelo de negocio?

En especifico, hablar de algunas de las producciones artísticas que han partido desde la tragedia de los otros, en estas crisis y problemáticas que han estado atravesando a la ciudad en los últimos años, no es para desacreditar la potencia de las propuestas, ni para cuestionar las intenciones de sus creadores, sino más bien es una forma de hacer  análisis contextual, y entretejer mediante factores de diverso índole, la producción de sentido social en la  producción simbólica, hacerlo para apuntar, que cuando el arte recurre a grupos vulnerables, no es para reafirmar conscientemente, ni replicar ninguna ideología, el arte posee un carácter heterogéneo, aunque lo atreviese el sistema socio-economico que lo sustenta, generando así multiples niveles de interpretación, tanto de las imágenes que se producen desde el arte, así como de las dinámicas sociales hechas por los mismos creadores, de manera que  ¿podemos conocer las verdaderas intenciones de los productores con tan sólo observar sus obras? En una sociedad que interioriza el modelo corporativo y lo replica ¿Es necesario volver  a las intenciones personales? ¿De que nos sirve desarticular los discursos de los proyectos que ostentan son humanitarios?

Por otra parte, la crítica a la producción socialmente comprometida, debido a las formas permisibles del arte,  apunta a que utilizan a manera de tácticas de posicionamiento, el estandarte de revolución, quedando como una forma dudosa e impertinente  de ejecución, salvo en algunos casos, pero considerando que las producciones se insertan a sabiendas de dicho prejuicio, a modo de maniobrar la doble cara, por un lado la humanista, por otro, la agencia, el formato empresa o negocio, es donde la práctica queda subyugada a los beneficios y al enriquecimiento exponencial característico del arte.

Sin embargo las grietas que el sistema tiene, son aprovechas por estas prácticas, para hacer una re-conversión en  la reiteración de los lugares en donde ejercen su cotidianidad, son operaciones desde la incomodidad constante y no pasajera, no repercuten directamente en las políticas privadas y públicas, sino en la manera en como rechazamos o no, la interiorización del modelo corporativo global a nivel personal, y en como lo ajustamos y pretendemos manipularlo a nuestro bienestar, y la manera en como nos organizamos con los cercanos, dentro de un sistema que lo devora absolutamente todo, incluso la intimidad. Los medios inestables del arte no son responsables del cambio social, sino de la potencia de pensamiento que puede llegar a incitarlo.

“Sin titulo” Silvestre Madera

(en la portada dibujo de la serie “Meritocracia” de  Silvestre Madera)


METAFILE

Período de Documentación 2017-2018. LOS MEDIOS INESTABLES DEL ARTE EN LA HIPÉRBOLE NEOLIBERAL

fon-1

PDF Printer    Send article as PDF   
Share.

About Author

Surge de la necesidad de entablar diálogos e intercambios entre comunidades específicas en una plataforma para colaboradores provenientes de diferentes contextos, con la intención de crear un archivo en común que nutra las metanarrativas de sus entornos. (Si esta interesado en saber la autoría de alguno de los artículos publicados en la plataforma puede ponerse en contacto con nosotros en el correo: mmmmetafile.net@gmail.com)

Comments are closed.