Es común el problema de la falta de recursos, para los espacios independientes y el no contar con apoyo de alguna institución gubernamental o de financiamiento privado/empresarial.

Las instituciones de gobierno cuentan con un presupuesto anual con el cual programan sus actividades y apoyos, generalmente a inicio de año fiscal, así mismo, las de financiamiento privado, operan de igual forma, pero con la variante de que pueden organizarse sin tener que rendir cuentas curatoriales o de aplicación de recurso,  salvo que reciban financiamiento público.

A pesar de que cada año se reducen sus cifras los espacios de gobierno mantienen su operación, cuentan con más certezas…

Todo esto nos deja en desventaja a los que transitamos por la vía libre; generalmente obra de un milagro logrado con mucho empeño y ayuda de los más cercanos, es así como de promotores culturales independientes nos convertimos en auténticos luchadores culturales en constante ir y venir de un colapso de coma nervioso. Es decir, en sobrevivientes de la lucha por proveer de más opciones a la cultura e impulsar desde nuestra trinchera el que se genere movimiento.

¿Cuántas veces vemos la amarga incertidumbre de si “saldrá” el evento o no?

A través del tiempo me he dado cuenta que hace falta más interacción entre los artistas consagrados y la sociedad, es decir, más aportar sus conocimientos y enriquecerse mutuamente: artista y comunidad.

Pero me parece que esto puede ser a causa de la poca relación de las instituciones que pueden pagar honorarios, materiales, viáticos y demás elementos, que se requieren para hacer salir al artista y colocarlo en otra posición que no sea frente a su propia mesa de trabajo dentro de su estudio. Y viceversa, no todas las instituciones tienen un encuentro real y cercano con lo que pasa actualmente en el medio activo del arte y sociedad.

Recuerdo las importantes colaboraciones que se hicieron hace unos años en la Kunsthaus en S.M.A. con Lothar Muller, quien conjuntaba artistas de la escena local en S.M.A, Guanajuato y de nivel internacional. Considero que esta labor junto con la del curador Leonardo Ramírez hicieron posible en un primer momento de la visibilización de lo que ahora son importantes artistas como Marcela Armas, Daniela Edburg, Iván Puig y Gilberto Esparza. Y la creación de puentes entre escenas de diversas ciudades.

Otro aspecto que quiero comentar es que teniendo una escuela de arte en SMA con el aval acádemico de la UG con sede en Guanajuato Capital, rara vez, se tiene relación entre alumnos, una pena, pues podrían enriquecerse mutuamente. Quizás sea la carretera antiquísima de dos carriles que debemos usar para ir de una ciudad a la otra, o el poco empeño que ponen ambas instituciones en el asunto de crear vínculos.

¿Qué pasaría si por fin se construyera la autopista S.M.A-León? hace poco se quería construir un aeropuerto en S.M.A… ¿no sería más fácil hacer la carretera y llegar en 20 minutos al aeropuerto del Bajío? El turismo, la industria y la cultura del estado se favorecerían de manera potencial.

Idealmente pienso en una mesa donde se invite a representante tanto de gobierno como artistas, promotores y coordinadores de instituciones culturales para dialogar sobre los aspectos que harían más fácil la realización de sucesos artísticos donde la sociedad pueda estar presente, es decir: exposiciones, festivales, conciertos, etcétera. Y salir de dicho encuentro con propuestas de acciones en firme. Hace dos años fui testigo de esta dinámica en la Ciudad de México, gracias a NODO que entonces era parte del festival Nrmal. Los resultados fueron varios, como la creación de una ventanilla única para tramitar los permisos requeridos en la producción de festivales. Nada mal para ir empezando, o al menos un rayo de esperanza de que esta labor puede ser más ágil si nos organizamos.


METAFILE

Período de Documentación 2017-2018. LOS MEDIOS INESTABLES DEL ARTE EN LA HIPÉRBOLE NEOLIBERAL

fon

PDF    Send article as PDF   
Share.

About Author

Ana Montiel. León, México. 1982. Licenciada en Artes Plásticas (Universidad de Guanajuato), con estancia en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Politécnica de Valencia (España). Se desempeña como curadora, promotora y productora enfocada en arte contemporáneo. Ha realizado de manera independiente contenidos educativos exprofeso para instituciones (proyectoantipasto.com) así como dirigió el festival de arte sonoro Transónica. Ha trabajado en producción de festivales como Animasivo, Germinal, Aural, Nrmal / Nodo, Del Sueño a la Realidad, entre otros. Y ha co producido eventos como el Jam de Escritura y Jam de Moneros. Es integrante del estudio de los artistas electrónicos Marcela Armas y Gilberto Esparza; lleva difusión y prensa del ciclo Meditatio Sonus (meditatiosonus.info) y es asistente de dirección del Festival Aural.

Comments are closed.