Los paisajes psicosociales son también cartografíables. La cartografía, en este caso, acompaña y se hace mientras se desintegran ciertos mundos, pierden su sentido y se forman otros: mundos que se crean para expresar afectos contemporáneos, en relación a los cuales los universos vigentes se tornan obsoletos.

Suely Rolnik

El espacio público y su escasa representatividad en la ciudad de Monterrey se han visto mermados, aún más, en los últimos diez años debido a que han sido escenario de acontecimientos violentos de extrema crueldad diría yo. No olvidemos los múltiples asesinatos de los sicarios en los puentes peatonales hace apenas cuatro años cuando los colgaban vivos y los hacían arder mediante gasolina y fuego. Sin mencionar los narco bloqueos, las persecuciones y las balaceras en contra de la población civil.

La ciudad de Monterrey nunca ha sido ajena a las disputas de poder. Siempre ha sido un territorio privilegiado para el tráfico de personas, de mercancías y de información. Geográficamente es el único paso franco entre las montañas y el desierto desde la frontera con Estados Unidos. La historia de la fotografía en México le debe a Monterrey y a sus traficantes de mercancías químicas (especialmente del laboratorio Kodak) el impulso y la facilidad de conseguir daguerrotipos, químicos y negativos desde finales del siglo XIX. La fotografía como recurso visual y periodístico ha estado ligada a muchos estados de análisis. No es fácil hablar de la fotografía y sus campos expandidos. Desde que Roland Barthes y escribió su famoso ensayo sobre la “Cámara Lucida” muchas cosas han pasado. Entre ellas la situacionalidad de la fotografía y su desenfoque de la supuesta “verosimilitud” con la que se le conoció en sus orígenes. Este acompañamiento de la fotografía y hechos violentos mediante el ejercicio del foto reportaje y su evolución en el panorama mundial ha sido ampliamente conocido y relevante especialmente durante la primera y segunda guerra mundial.

En el caso específico de la ciudad de Monterrey la fotografía ha acompañado los cambios sociales y políticos que se han dado en el siglo XX especialmente a través de la documentación de la construcción y desarrollo industrial. La vida obrera, el paisaje, lo social y la vida cotidiana son algunos de los temas que se encuentran presentes en las colecciones fotográficas más importantes de la ciudad.

 Daños colaterales
 

Una serie de testimonios en imágenes.

En la obra de “Daños colaterales”
 la fotógrafa regiomontana Salome Fuentes se da a la tarea de desarrollar un proyecto que propone una cartografía visual ante una serie de sucesos, tiene injerencia desde la observación crítica de los acontecimientos: espacio, tiempo y narración de la violencia. Realizando la siguiente pregunta: ¿qué significan los lugares en el momento en que la memoria reelabora el relato? Este proyecto se trata de un esfuerzo visual pero no de activismo. Tal vez en este sentido, los antecedentes más cercanos que tenemos en cuanto a la organización y al trabajo colaborativo entre artistas visuales y grupos de víctimas en la sociedad civil frente a la debilidad del estado mexicano frente a la protección de la vida civil sea la violencia colombiana en época reciente. Las fotografías realizadas por Salomé pueden ser interpretadas como elementos de reconocimiento y como obra de arte en proceso lo cual le confiere una faceta interesante en su quehacer fotográfico porque devela situaciones y capas de significado que han estado diluidas por la historia reciente de Monterrey. Ante la ola de violencia desatada en la administración federal anterior (2006-2012) del ahora ex presidente Felipe Calderón. La guerra contra el narco dio un giro negro a la vida en México. Llegando a acumularse más de 70,000 víctimas de dichos enfrentamientos.

Espacios públicos

“Le dije muchas veces que se cuidara, que no fuera sola, porque en esta ciudad ya no se puede vivir en paz” 

Lucila Ocañas (madre de Lucy Quintanilla)[1]

Hace poco caminando por el centro de la ciudad de Monterrey en compañía de un amigo. Volví a sentirlo. Esa sensación de miedo, de recuerdo fresco como cuando entra uno por primera vez a un lugar donde la piel se te pone de gallina. No he podido pasar por ahí desde hace cinco años. Lo más cerca que puedo llegar es a la esquina de Juárez y Morelos, pero me aseguro de no voltear en dirección a esa acera (la del lado poniente) por ahí, por la calle, por el lugar donde quedo tirada (Lucy Quintanilla) atravesada por las balas del enfrentamiento en la calle Morelos, hace mucho que no puedo pasar siento una inmensa zozobra acordarme de esa época. Me viene después una sensación de rabia muy fuerte, como si todo hubiera sido un mal sueño. Pero fue verdad. Sigue viviendo en mi memoria.

Se considera que el espacio público está determinado por cuatro condiciones:

  • Simbólico, el espacio construye identidad bajo dos formas, la de pertenencia y la de función.
  • Simbiótico, son lugares de integración social, de encuentro, de socialización y de alteridad; son lugares en los que las relaciones se diversifican, la diferencia se respeta y la población convive.
  • Intercambio; se intercambian bienes, información y comunicación.
  • Civismo, constituyen una oportunidad para formar ciudadanía.

El espacio público es un elemento indispensable para que la ciudad cumpla la función de ser vínculo de socialización. Es el lugar privilegiado para promover la pluralidad de la comunidad y el centro sobre el cual se constituye el territorio social y cultural de un barrio y cuyo control natural se da por la apropiación y construcción de lazos entre las personas. Sin embargo los espacios públicos documentados por Salomé son lugares donde sucedieron hechos violentos en contra de la población civil de la ciudad. Desde levantones, secuestros, desapariciones hasta el acontecimiento catártico de la violencia en nuestra entidad en los últimos años: el incendio del Casino Royal en agosto del año 2011. Donde perdieron la vida más de 40 personas de manera cruenta y dolosa.

“La avenida, la zona comercial, la escuela recuperan su uso hasta la llegada de la nueva tragedia; es la domesticación de la violencia”

Salomé Fuentes, Libro I, Los espacios públicos. Ante el silencio frente a la historia reciente de la violencia contemporánea en Monterrey, Salomé ha decidido editar tres libros fotográficos. Los tres unidos mediante portadas en colores sólidos que recuerdan sentimientos específicos a manera de monumentos estos tres libros pretenden recordar y no olvidar. El primer libro “Espacios públicos” tiene una portada en color rojo intenso en memoria de las víctimas que como Lucy Quintanilla murieron en actos violentos en la ciudad. La primera imagen de este libro es un paisaje a la salida de la ciudad rumbo a la carretera nacional. Todas las imágenes de espacios públicos son lugares en ausencia de protagonistas. Contrastando la historia en imagen que posee el foto reportaje. Salomé decide realizar imágenes en los espacios vacíos de protagonistas. Aquí lo importante es el sitio específico donde ocurrió el hecho. Y el nombre. El nombre de la persona sin apellido. Para recordar que no son cifras. No son indicadores violentos. Ellos y ellas eran personas que contrario a lo que el discurso oficial mencionaba como lugar común “no estaban en el lugar equivocado a la hora equivocada”.

Luis, Juan, Mónica. . . .

Desaparición forzada

            “Desde el momento de la desaparición de mi hijo Roy de nuestro lado, me he dedicado a conocer involuntariamente a otros familiares de desaparecidos destrozados por el mismo dolor. Si bien nadie puede explicar con claridad que es lo que nos pasó como sociedad quienes en Nuevo León habitamos podemos constatar asesinatos, robos, balaceras, granadazos, personas descuartizadas, asesinadas y después quemadas: actos por demás crueles y viles”

Lety Rivera (mamá de Roy 18 años secuestrado en enero de 2011)

Es importante mencionar a las víctimas, porque en torno a ellas se gesta este proyecto fotográfico. No solo como testimonio de su pérdida (en el caso de los familiares de los desaparecidos y desaparecidas) sino de todo lo que su desatención y desvinculación de proyectos emancipadores y de ideología radical acarrean en un segundo momento histórico, sin olvidar que se trata de un crimen de estado. Crimen que se sigue perpetuando no sólo en México sino en toda Latinoamérica desde hace más de 3 décadas. Monterrey es un lugar clave desde el cual se documentó y se visibilizó la desaparición forzada durante la guerra sucia en México, gracias a la labor incansable de Rosario Ibarra de Piedra frente a la desaparición de su hijo Jesús Piedra Ibarra (1973).

rere

El tercer libro de este trabajo fotográfico de Salomé lleva el nombre de Memoria y tiene la intención de documentar los pañuelos bordados en espacio público por las madres de desaparecidos(as) de FUNDENL “Fuerzas Unidas por nuestros desaparecidos(as) en Nuevo León” mediante el movimiento “bordando por la paz” acto que tenía por intención generar espacios de esperanza y amor frente a la indiferencia social.

Este tercer y último libro no está formado solo por imágenes, en la cuales podemos ver pedazos de tela bordados con hilazas de colores. A través de estos pañuelos se bordaron historias, redes de apoyo y de compañía, valor para seguir adelante en un país, en un estado y en una ciudad para los cuales las personas incorporadas simbólicamente a la escena pública en estos pañuelos son sólo cifras. Estos pañuelos son un esfuerzo por no perder las memorias del dolor producto de la ola de violencia que ha dejado esta guerra de baja intensidad: histórico dolor en Monterrey.

 

Comentarios finales

Las relaciones entre la imagen y la memoria han sido uno de los objetos de reflexión académica, teórica y crítica más relevantes en la última década, en especial aquellas manifestaciones vinculadas a la memoria traumática. La fotografía, el cine y otras formas de expresión artística se han enfrentado a la manera en que la memoria de la violencia y sus rastros queda inscrita en lugares, objetos y cuerpos, éstos últimos no sólo de las víctimas, sino también de las generaciones posteriores. De esta forma, memoria y posmemoria coexisten, y ambas alimentan un gran número de prácticas artísticas contemporáneas en América Latina.

La violencia y la guerra en contra del narcotráfico en nuestro país han generado nuevas poblaciones en situaciones de riesgo, de vulnerabilidad y de victimización. Dentro de un marco de olvido voluntario y de percepción limitada de lo social. En un entorno dominado por la inconsecuencia y la ignorancia de la historia social no sólo de América Latina sino de nuestro mundo contemporáneo. El acto de resistir y de construir nuevas maneras de enfrentar esta serie de ausencias son algunos de los aspectos más importantes que se pueden revisar en el trabajo fotográfico de Salomé Fuentes. Con este ensayo intenté iniciar una serie de análisis sobre la serie fotografía “Daños colaterales” tratando de entrelazar mi memoria, mi trabajo en los últimos años y la documentación de Salomé en este trabajo que aún está en categoría de “work in progress” al igual que este ensayo.

Abordando, por un lado, la cuestión de la (im) posibilidad de la representación de las víctimas de la violencia y el dolor y, por otro, la re significación de la temporalidad a través de este tipo de trabajos artísticos.

 

Exposición Individual. Salome Fuentes Fotografía. Lugar: El móvil, Escuela Adolfo Prieto, Inauguración Miércoles 25 de mayo en Monterrey Nuevo León

Bibliografías

  • Barthes Roland “La cámara lúcida”: Barcelona, PAIDOS 2006.
  • Foster Hal, “El retorno de lo real” Madrid Akal, 2001.
  • Freud Gisele “La fotografía como documento social” Colección Fotografía: Barcelona 
GG Editores, 2011.
  • Núñez Jiménez Alfredo “El gran norte de México. Una frontera imperial en la Nueva 
España (1540-1820): Madrid: Tebar S.L. 2006.
  • Scott C. James “Los dominados y el arte de la resistencia” Yale University. New Haven 
y Londres (original 1990): México: Editorial Era 2000.

Referencias de internet 
Suley Roley


Cartografía sentimental http://www.smav2.com.ar/oficina/biblioteca/cartografia_sentimental.htm

[1] Jueves 7 de octubre 2010. Declaraciones dadas en una entrevista a la CNN en español después del asesinato de su hija en las calles de Morelos y Juárez en la ciudad de Monterrey Nuevo León.

 


METAFILE

Período de Documentación 2017-2018. LOS MEDIOS INESTABLES DEL ARTE EN LA HIPÉRBOLE NEOLIBERAL

fon-1

PDF Creator    Send article as PDF   
Share.

About Author

Crítica de arte, curadora e investigadora en arte contemporáneo. Escribió el libro titulado “El arte contemporáneo revisitado en Monterrey. Los mensajes del presente y del futuro nos llegan demasiado tarde" publicado por la Universidad Autonoma de Nuevo Leon y CONARTE.

Comments are closed.