Por Sebastián Terrones y Adán Quezada

Mexico is the soul of an indigenous woman / México es el alma de una mujer indígena

Grinding corn with her bare hands / Moliendo maíz con sus áridas manos

Rivers form in the lines of her palm / Ríos se forman en las líneas de su palma

As she prepares dinner for her husband. / Mientras ella prepara la cena para su  marido.

Her  tired thumbs become mountains / Sus pulgares cansados devienen montañas

With chile powder clouds / Con nubes de polvo de chile

Dusting her knuckled peaks/Limpiando el polvo del pico de sus nudillos.

On a plate, she buils a city- /En un plato, ella construye una ciudad-

On the table, she builds a nation./En la mesa, ella construye una nación

Mexico is […] / México es […]

A ranchero´s sombrero placed on a fence-post /Un sombrero ranchero colgado de una cerca

Extracto de Poema de Arielle Dale Karro, Jefa de Operaciones de Cambridge Analytica México,   presentado en el Senado de la República

[traducción propia]. 

 

Durante meses los liberales norteamericanos acusaron a Rusia de interferir en las elecciones norteamericanas a favor del candidato republicano Donald J. Trump, poco tiempo después en México comentócratas de la derecha nacional como León Krauze comenzaron a hablar de la infiltración de Rusia en favor del candidato de Morena.  Sin embargo, las revelaciones más recientes sobre la interferencia de la empresa consultora Cambridge Analytics en las elecciones norteamericanas y otros países del mundo, incluyendo México, aportan una nueva mirada a la vieja historia de las intervenciones ilegales en los supuestos procesos democráticos de las naciones, pues demuestran más allá de la teoría de la conspiración, cómo opera actualmente la tecnología de interferencia electoral que llevó a Trump a la Casa Blanca y que pretende llevar al próximo presidente a los Pinos.

El escándalo de Cambridge Analitycs debe ser noticia de primer orden para el electorado mexicano, quien ahora se ve forzado a añadir a su repertorio de estrategias de manipulación electoral a prevenir, a una empresa cuyos antecedentes van de la desinformación militar, al robo de metadatos de millones de usuarios para su posterior manipulación. Su objetivo: la política subordinada frente al marketing digital. “La firma se especializa en el uso de datos sustraídos del Internet para interpretar los sentimientos de las votantes. Las huellas digitales que dejamos millones de usuarios en las redes sociales, como likes, tweets o retweets (e incluso nuestras amistades), son usadas para crear perfiles psicológicos.” La tradicional compra del voto resulta primitiva frente a la ingeniería que pretende implementarse este sexenio, y aunque las campañas sucias reverberan argumentos ya sonados en el 2006 (como que AMLO va a convertir en México en Venezuela), los medios no son los mismos, pues la arena se ha trasladado de la tv a la red.  Hoy por hoy, “se trata de “colonizar el algoritmo” de Facebook, Google y hasta de Twitter para incorporar mensajes de miedo y de odio confeccionados de manera personalizada en los grupos o comunidades virtuales donde abrevamos millones de usuarios de las redes. “No sólo los dirigidos a un candidato sino a toda la idea o posibilidad de cambio electoral.” 

Es así que la utopía tecno-optimista que presentaba a las redes sociales y el internet, como un medio nivelador y libertador a disposición de la población, capaz de contrarrestar el habitual proceder político-electoral; se colapsa. Demostrándonos como toda tecnología es indisociablemente política, y se encuentra primordialmente al servicio de las dinámicas y estructuras que la fabricaron. Lo que conlleva a las aclamadas redes sociales a fungir como elementos de intromisión, mercenarios dispuestos a ligarse directamente con las cúpulas de la derecha racista republicana, al punto que  Christopher Willie, desarrollador de CA que filtró la noticia a prensa, se define a sí mismo, como el: “canadiense gay vegano que acabó creando el arma de guerra psicológica manipuladora de mentes de Steve Bannon”; ideólogo del nacionalismo blanco trumpista y ex vicepresidente de la empresa.

Cambridge Analytica: un arma cultural

Willie afirma que Cambridge Analytica fue pensada como un arma cultural, planteada desde la lógica neoliberal de que los individuos son la unidad de la cultura, “si cambias a los individuos, puedes producir una transformación cultural”. Paradójicamente la primera aparición pública de Arielle Dale Karro, jefa de operaciones de Cambridge Analytica en México, el  4 de abril del 2016, fue a través de un proyecto de arte contemporáneo, donde la extraña inclusión de Karro implica por un lado la legitimación, desde instancias federales, de la poética racista de una norteamericana encargada de intervenir en los procesos electorales mexicanos (esto desde una empresa que está siendo investigada por delitos electorales en distintas partes del mundo), y por el otro, la continuación del encubrimiento y la instauración de figuras político-intervencionistas desde las aparentes estructuras benévolas del arte.

Por ello resulta clave la minuciosa atención sobre la exhibición “No hay Fronteras suficientemente grandes para caminar“, curada por Juan José Soto en el Senado de la República, quien  aunque en la página de la ENPEG aparece como Jefe de Difusión, se presenta como Director de Difusión Cultural y Relaciones Públicas de la ENPEG, “La Esmeralda”[1], La exposición, contó con la participación de: Carla Rippey (directora en aquel momento de la ENPEG), Barry Wolfryd, Artemio Rodríguez, Abraham Mascorro, Nicolas Colón y Francisco Muñoz, junto a los poemas de Karro, que –desde el esnobismo turistil típico de la blanquitud–  exotizaban la condición de la mujer indígena, convirtiéndola en una imagen pasiva comercializable, reafirmando el estereotipo de que esta última “construye a la nación haciendo tortillas para la mesa del hogar”; blanqueando con ello, una larga historia de discriminación, violencia y exterminio.

 

09

Juan José Soto, Jefe de Difusión de la ENPEG y curador de “No hay fronteras lo suficientemente grandes para caminar”, en evento inaugural

La presencia de Karro en este evento cultural que pretendía hablar de la importancia de los migrantes como fuerza de trabajo en Norteamerica, ha sido vinculada por parte de investigaciones periodísticas con el Senador panista Ernesto Cordero, coordinador de la banca de Senadores y cuadro activo de la cúpula calderonista en apoyo a Margarita Závala. No obstante hasta la fecha, tanto Cordero como Meade niegan conexión con la jefa de operaciones de CA –que se define a si misma en Instagram como “Güera en México”–. Si eso fuera el caso ¿Cómo es que la jefa de operaciones en México de una compleja empresa investigada por fraude electoral, terminó presentándose junto con artistas contemporáneos, algunos de ellos funcionarios activos de la dirección de la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado?

Según, el comunicado del Senado de la República, titulado Destacan en México senadores la importancia de la migración mexicana en EU: “Juan José Soto, quien realizó la curaduría de la exposición, señaló que la insatisfacción generalizada a nivel global frente a modelos económicos y políticos desgastados, es lo que abona el terreno de visiones y discursos demagógicos, radicales y autoritarios como los de Donald Trump.” Un simil de las declaraciones que han sido (y serán) utilizadas por parte de las derechas mexicanas para descalificar la campaña de Andrés Manuel López Obrador. Irónicamente, Arielle Dale Karro, aquella supuesta artista, desconocida hasta aquel momento y que aparecería en el Senado como elemento dinamizador de la exposición curada por Juan José Soto, se encuentra  indiscutiblemente ligada con el andamiaje que llevó a Trump a la Casa Blanca.

captura-de-pantalla-2018-03-22-a-las-8-11-13-a-m                                   Post en Facebook de Arielle Dale Karro con etiqueta a Juan José Soto

 Para la periodista Dolia Estevez, Ernesto Cordero sería el contacto con Arielle Dale Karro, pues ella está  casada con su sobrino político, además de que es oficialmente quien hace la invitación al evento, sin embargo, el senador continua desconociendo a “la artista”. Por otro lado, el senador del PT-Morena, Luis Humberto Fernández, consideró que “es importante aclarar si la empresa está en México y a invitación de quién, porque hay información que señala que fue Videgaray el que la trajo, lo que no es de extrañar dada su cercanía con la familia Trump.” Mientras que también han habido acusaciones de que la empresa podría operar para Meade o Anaya, frente las cuales ambos candidatos ya se han deslindado. 

Lo cierto es que la empresa se instaló en México desde 2016, haciéndose de tecnología israelí, operando bajo fachadas y subcontratación de servicios. Así como que Karrol ofreció trabajo a norteamericanos asentados en México, con el fin de intervenir en procesos electorales, poco después de participar en la exhibición que la infiltró como artista en México. Para poder dilucidar qué facciones políticas buscan beneficiarse con este tipo de recursos tecnológicos ilegales durante los comicios electorales de este año, es indispensable aclarar: ¿Quién invitó a la jefa de operaciones de una empresa que recurre a estrategias de espionaje corporativo, a limpiar su imagen desde el arte? ¿Por qué ahora todos desconocen a la norteamericana? Dado el reciente lavado colectivo de manos por parte de todas las fuerzas políticas, resulta necesario que las contrapartes de aquella exposición den la cara sobre lo sucedido en aquel momento. Es por eso que es menester que para hacer avanzar las investigaciones del hecho frente a la opinión pública, el curador de la exposición, Juan José Soto, responda ¿Cual fue el proceso de selección de la “artista” Arielle Dale Karro en la exhibición? ¿Fue una imposición del Senador Ernesto Cordero? ¿O la de algún actor político o individuo particular? ¿Cuál? En ese caso ¿Por qué permitió la imposición de la jefa de operaciones de Cambridge Analytics en su proyecto curatorial?  y ¿Hasta qué punto se vio involucrada la Escuela Nacional de Pintura Escultura y Grabado “La Esmeralda” en aquella exposición?

154681_10207086021134243_8692737349553923036_nPoema de la jefa de operaciones de CA en el Senado de la República.

[1] Tal como muestra la reseña del referido en el hipervínculo añadido.

PDF    Send article as PDF   
Share.

About Author

Comments are closed.