La hipérbole funciona como tropo, en  retórica, es utilizada por poetas y literatos para exagerar o disminuir las cualidades de distintos personajes, objetos o acontecimientos en sus representaciones, es una herramienta para adulterar el mensaje trasmitido, para remarcar ciertas peculiaridades de la cosa aludida,  y en la modificación, re-situar los signos y aproximarlos…

Por ello es difícil creer que dicha figura pueda servir para el análisis serio de un problema, es más bien un recurso creativo, para quienes piensan que en el desvío de lo representado, existen diferentes dimensiones y tensiones,  que no siempre son reflexionadas en su pluralidad, sino que  son normalizadas en estándares sociales, que pueden ser re-situados mediante la hipérbole.

En el caso del humorista, usar la hipérbole sirve como desvinculación de un prejuicio, o bien como implantación del mismo, en una relevancia asimétrica a la pretensión o formalidad de dar un  mensaje lineal,  “el humor” plantea un vaivén interpretativo,  donde la adulteración permite señalar situaciones diversas.

El “humor hiperbólico” es humor negro, que posee cualidades excepcionales, ya que puede  generar mediante la adulteración, una dura crítica al contexto que alude, por lo regular este humor acude a la exageración estratégica,  agudizando, colocando tildes a los prejuicios,  des-construyendo el sentido que se les otorga socialmente. Las creencias, los hábitos colectivos, las tradiciones, son punto fértil para este tipo de humor, pero también lo son, ciertos gestos ejercidos por personajes representativos de la sociedad y sobre todo, de la política. Si lanzamos la hipérbole dentro de la estructura y práctica de las políticas neoliberales, más que generar una respuesta superflua, o intentar una acción directa y de protesta social,  podremos encontrar una serie de cuestionamientos, que permiten ruborizar y en otros casos avergonzar, la sensibilidad neoliberal.

Partiendo de estas premisas, colocamos un enunciado no formalista, que se convierte inevitablemente en crítico, por una parte, por utilizarlo  como representación adulterada, que señala desde la inconformidad o la desconfianza, por otra, para hacer una investigación sobre las producciones posicionadas como particularidades y formas de desvío de lo políticamente correcto,  formatos de la  incomodidad, al ejercicio hiperbólico del poder.

Es inocente pensar que desde el arte se pretende generar cambios significativos en la sociedad, sin embargo, es muy arriesgado decir que en la actualidad lo que se produce bajo este velo, no posee la potencia para dislocar, o cuando menos cuestionar costumbres normalizadas y preestablecidas.

Es cierto que el consumidor veterano del arte es de algún modo, un emprendedor entusiasta que opta por las artes finas, y que disfruta cuando menos, la experiencia estética que le brindan, pero también es cierto, que diversas producciones artísticas saben de antemano el juego interpretativo al que otros lectores se arrojan, y el grado de disertación ideológica que se puede alcanzar desde lo postmediático, de este modo el juego del artista y el abuso táctico de la imagen, se potencializa, obtiene una suerte de confrontación más que ideológica entre regímenes de sensorialidad.

Las políticas culturales rigen inevitablemente la programación y apoyo público al arte, siempre en relación al sistema, los estatutos, de los intereses políticos y privados, de esta relación surge el interés por la hipérbole neoliberal, de una exageración sintomática pero normalizada, en tanto desilusión sobre los modos de dislocación propuestos desde el arte como disenso,  dicho posicionamento crítico, puede o no tener mayor efecto, sin embargo en estos tiempos frágiles y convulsos, afirmar que no existe modo de dislocar las ideas que se implantan desde la sensibilidad neoliberal, es también parte de la misma hipérbole, por ende la electividad táctica de otro posicionamiento se considera pertinente.

Los medios inestables del arte fragmentan los sistemas de representación, para cuestionar lo que vivimos y prejuzgamos,  presionando nuestro campo de sentido,  propiciándose así sutiles desvíos, por lo menos en el sujeto que se encuentra vulnerable ante flujo de lo simbólico,  se convierte en política de lo sutil, en este caso, de una sutilidad de tiempos fugaces, no solo reafirman al poder, sino  que lo cuestionan en sus fisuras,  al hacer énfasis en las grietas que el orden  posee, cierto tipo de arte, consigue una suerte de disidencia develada, es decir, como des-ocultación táctica que cuestiona a quien personifique la hipérbole del poder.

Es cierto que la mayor parte del arte contemporáneo es complaciente y replica ideas desgastando los discursos que difunde, incluso al integrar las críticas a su propia estructura, al grado de volverlas superficiales, tanto por sus dinámicas de inserción, como por su aparato de marketing y las formas pre-empaquetadas de su materialidad, como forma de bien especulativo que genera riqueza para ciertos grupos de poder, cualidades que niegan la posibilidad de escape a la especulación y al desgaste, sin embargo, podemos localizar puntos de tensión  donde algunas producciones, en lugar de producir complacencia en dicho desgaste, producen desconcierto, hastío e incertidumbre,  provocan distintas reacciones de lectura, para replantear y profundizar desde la desconfianza al poder, no una resistencia del tipo revolucionaria, sino un humor negro que lo incomoda,  con posturas diferenciales, interpretaciones no reivindicantes llenas de  ironía y  sarcasmo, que en su inestabilidad van en contra del sentido común.

 

Proyecto de Documentación 2017-2018

El período de documentación (enero 2017- enero 2018) “Los medios inestables del arte en la hipérbole neoliberal”  Abordará diversos acontecimientos y problemáticas, para reflexionar  la política y el ejercicio del poder, en las dinámicas de la inversión privada y su relación con el estado, y desde  la inestabilidad del arte, analizaremos como lo confrontan diversas producciones en sus contextos específicos.

En este nuevo período, a diferencia del anterior que fue desarrollado analizando el contexto artístico de una  ciudad (Monterrey),  se expandirá a más contextos (Monterrey, San Miguel de Allende, CDMX) ya que pensamos que las correlaciones que existen son diversas, se decidió analizar una problemática distinta en cada ciudad en torno al eje central de investigación, para hacer un desarrollo dinámico que buscará relaciones y diferencias entre cada contexto a estudiar, el período durará un año, para así poder abarcar los tres  contextos contemplados, durante cuatro meses cada uno.

El proyecto de Documentación 2017-2018 consiste en una serie de artículos en la plataforma, que se publicarán semanalmente durante todo el período, una serie de conversatorios y tres publicaciones impresas,  que parten del eje de investigación “Los medios inestables del arte en la hipérbole neoliberal” , este eje temático  se abordará desde una problemática distinta en cada uno de los diferentes contextos escogidos.

Comenzamos en Monterrey (enero-abril) con la problemática: Tácticas de producción y los medios inestables del arte”  posteriormente continuaremos en San Miguel de Allende (mayo-agosto) con la problemática:La condición de la autogestión y los espacios interdependientes” y para cerrar el ciclo continuaremos en la CDMX (septiembre-diciembre) con la problemática: Micropolíticas postmediales con la intención de generar un encuentro en cada comunidad, al final de cada fase, se realizará una actividad dirigida al público, la cual consiste en un conversatorio que reunirá a  agentes del arte de cada uno de los contextos a documentar, abriendo el diálogo a la comunidad, se discutirán los temas planteados en los artículos de cada fase correspondiente. Al final los artículos más comentados y la relatoría del conversatorio serán incluidos en una publicación impresa que a su vez se difundirá en espacios dedicados a la cultura y el arte.


METAFILE

Período de Documentación 2017-2018. LOS MEDIOS INESTABLES DEL ARTE EN LA HIPÉRBOLE NEOLIBERAL

fon-1

 

 

PDF    Send article as PDF   
Share.

About Author

Surge de la necesidad de entablar diálogos e intercambios entre comunidades específicas en una plataforma para colaboradores provenientes de diferentes contextos, con la intención de crear un archivo en común que nutra las metanarrativas de sus entornos. (Si esta interesado en saber la autoría de alguno de los artículos publicados en la plataforma puede ponerse en contacto con nosotros en el correo: mmmmetafile.net@gmail.com)

Comments are closed.